Vértice de Anayet, desde estación de esquí de Formigal

Esta ruta al Vértice de Anayet es muy montañera, requiere de un importante esfuerzo físico (800m a la cima o 500m a los ibones) pero no presenta ninguna dificultad técnica ni de orientación (es muy frecuentada y bien marcada).

Anayet se encuentra en Huesca, en el entorno de la estación de esquí de Formigal, con buenos accesos y recursos turísticos en los alrededores de Sallent de Gállego.

Un par de kilómetros habiendo pasado el desvío al poblado de Formigal, en la carretera que va hacia Francia por el Portalet, nos encontramos con el parking de Anayet, a unos 1740m de altitud.

Se trata de un aparcamiento dedicado a los esquiadores al pié del cual se encuentra un telesilla. Aquí dejaremos el coche y por la zona derecha seguiremos los cables del telesilla por un sendero muy marcado que nos va a llevar siguiendo muy pronto las marcas rojas y blancas del GR11.

En paralelo al río nos adentraremos en el barranco de Culivillas hasta que lo cruzamos siguiendo nuestro ascenso en permanente desnivel positivo.

Pico y Vértice de Anayet
El pico de Anayet, a la derecha, y el Vértice de Anayet, a la izquierda con su característica tierra rojiza.

Llegaremos a los ibones (2224m) en un par de horas (con descansos incluidos), donde disfrutaremos de una de las estampas más espectaculares de todo el Pirineo. Se trata de un llano herboso con varios ibones y unas magnificas vistas del Midi D’Ossau en el horizonte. El pico Anayet preside el llano y a su izquierda podemos ver ya la pirámide del Vértice de Anayet.

Collado junto a la cima del Pico Anayet
Collado junto al Pico Anayet, con el Midi D’Ossau de fondo.

Si vamos con niños pequeños podemos comer, descansar y disfrutar del entorno antes de iniciar el descenso. Si se trata de montañeros con un físico juvenil podemos animarnos a ascender hasta el Vértice, que no tiene ninguna dificultad técnica más allá del desnivel (otros 300m más).

El pico, frente a nosotros, si bien no es excesivamente complicado, presenta un paso un poco más arriesgado y solo lo recomendamos en caso de una cierta experiencia técnica en montaña.

Para atacar el vértice nos orientaremos hacia el collado que hay justo en la falda izquierda del pico, a través de un sendero de tierra rojiza. En cuanto ascendamos a dicho collado, giramos a nuestra izquierda y solo queda seguir el sendero en ascenso hasta el vértice geodésico que marca la cima del Vértice de Anayet a 2559m. Desde aquí veremos la Canal Roya, justo al otro lado de la montaña con Candanchú a sus pies.

  • Dificultad: Fácil técnicamente pero larga con niños.
  • Recomendado: Hasta los ibones con niños de a más de 9 años, hasta la cima a partir de 12 años.
  • Consejos: No hay donde recoger agua en todo el recorrido ni sombra donde descansar, lleva agua suficiente. Se trata de alta montaña con todo lo que ello conlleva. Atención y prudencia
Cima del Vértice de Anayet
Cima del Vértice de Anayet con el pico y el Midi D’Ossau al fondo.

Pirineísta

Montañero aficionado, fotógrafo vocacional y padre de dos niñas que están empezando a descubrir la montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest