Paseo por la Selva de Irati

En el corazón de la Navarra pirenaica, bajo las faldas del monte Orhi, se esconde el mayor hayedo de Europa: La selva de Irati.

Se trata de un fantástico lugar donde se combinan historia, magia y mitología en la encrucijada entre Navarra, Behe Nafarroa y Zuberoa. Posee, por tanto, una historia compartida entre territorios condenados a entenderse para explotar la madera de los bosques y los prados para el ganado.

Ermita de la Virgen de las Nieves en IratiActualmente el bosque de Irati es una zona protegida a la que solo se puede acceder de forma controlada tanto por Orbaiceta como por Otsagabia. De hecho, el acceso está gestionado por guardas forestales que cobran una entrada destinada al mantenimiento del parque a cambio de la que se obtiene, además del permiso, un completo mapa de la zona con todos los recorridos balizados.

En este caso vamos a hablar de «El Paseo de los Sentidos«, una excursión circular apta para todas las edades que puede realizarse con ropa y calzado cómodo desde el centro de acogida de la virgen de las Nieves.
Arrancando del parking de coches debemos subir a la zona del bar en las Casas de Irati mediante unos escalones construidos con traviesas de vía de tren. Desde allí otro camino de traviesas nos lleva hasta la Ermita de la Virgen de las Nieves. Generalmente está cerrada con una cadena y una verja pero puede verse el interior desde la puerta.

Ziza hori en la Selva de IratiA nuestra derecha y perfectamente balizado como NA-61A continua nuestro paseo adentrándose en los bosque de hayas y abetos. El sendero es claro y limpio solo interrumpido en un par de ocasiones por pequeños riachuelos que bajan de la ladera a nuestra izquierda.

A lo largo de todo el recorrido y si la época es la adecuada podemos recoger algunas setas y hongos como por ejemplo la apreciada Ziza hori o Rebozuelo. Recuerda que si deseas hacerlo debes sacar una licencia en la caseta de recepción al parque (junto al parking de coches) que tiene un coste de unos 8€.

Tras un kilómetro aproximadamente salimos a un claro desde el que puede apreciarse parte del bosque. Es muy recomendable realizar esta visita en otoño para disfrutar de las espectaculares gamas de colores de la naturaleza.

Selva de Irati

Desde aquí comienza un pronunciado descenso (atención aquí especialmente a las personas mayores) hasta el cauce del río Urtxuria, que deberemos cruzar para llegar de nuevo a la carretera de acceso al parque, a solo unos 150m del parking.

Recomendaciones:

  • Existe un bar-restaurante con terraza al comienzo (o final al ser circular) de la excursión con un precioso parque infantil construido solo con maderas y cuerdas. Es un buen sitio para que los mayores se relajen mientras los niños juegan un rato.
  • Río Urtxuria en la selva de IratiEn épocas de crecida del río Urtxuria no puede completarse el recorrido puesto que no existen más que algunas rocas para cruzarlo. En ese caso hay que volver por el mismo camino duplicándose la duración de la excursión. En verano, generalmente, no hay ningún problema.
  • La zona de bajada previa al río tiene una importante pendiente y resbala mucho si el suelo está húmedo. En ese caso son recomendables las botas de monte e incluso la ayuda de un bastón.
  • No hay agua potable en todo el recorrido.

Datos:

  • Duración: 1h con niños
  • Desnivel: 80m
  • Distancia: 2km
  • Apto para todas las edades.

Pirineísta

Montañero aficionado, fotógrafo vocacional y padre de dos niñas que están empezando a descubrir la montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest