Los ibones de Villamuerta desde La Besurta

Bosque de Pino negro en Villamuerta

El valle de Benasque es sin duda uno de los más ricos en rutas para todos los niveles, desde los que podríamos considerar de introducción al montañismo hasta algunos muy técnicos.

En Pirineos con Niños siempre procuramos describir rutas que permitan a toda la familia disfrutar de la naturaleza y esta excursión a los ibones de Villamuerta sin duda lo conseguirá, permitiendo a los más pequeños gozar de un paisaje espectacular sin tener que realizar un esfuerzo excesivo.

Para realizar la visita podemos regular el esfuerzo mediante dos alternativas, la primera saliendo desde el parking del Hospital de Benasque (opción que alarga la ruta aproximadamente 1h30′ más en la subida), la segunda partiendo de la parada de autobús de La Besurta (junto al merendero) que es la más corta posible.

El punto de La Besurta sirve también como partida para otras excursiones muy atractivas como la del Forau de Aigüalluts o el ascenso hasta el refugio de La Renclusa

Una vez que partimos de La Besurta, siguiendo el camino que viene marcado como Forau de Aigüalluts cruzaremos el cauce de un riachuelo que precisamente procede de los ibones de Villamuerta y se adentra en una zona boscosa de pino negro.
Enseguida encontraremos una senda bien marcada que en apenas 20′ o 25′ (sin niños lo haremos en unos 15′) nos llevará hasta el ibón inferior.

Desde aquí disfrutaremos de unas estupendas vistas del macizo de Las Maladetas, que no perderemos de vista mientras rodeamos el ibón por la derecha para recorrer el sendero que nos llevará hasta el ibón superior de Villamuerta dejando inicalmente el torrente a nuestra izquierda durante la ascensión.

Atravesaremos una zona de canchal de piedras que va separándose del torrente para ir girando hacia la derecha. La senda cada vez se distingue menos pero al ascender haciendo zetas se recupera fácilmente.

En poco más de una hora y 400m de desnivel después habremos alcanzado nuestra meta a 2070m asomándonos desde un collado al ibón superior, un poco más abajo de nuestra posición. Desde allí podemos admirar varios tresmiles a nuestro alrededor: Mulleres, Alba, Aneto y Maladetas.

Este es un buen lugar para almorzar antes de iniciar el descenso, no es una zona demasiado expuesta y la vuelta nos llevará menos de una hora de cómodo descenso (una vez salvado el desnivel inicial que nos permite acceder al collado previo) hasta La Besurta.

En el merendero podremos decidir tomar el autobús hasta llanos del Hospital (o hasta Benasque, incluso) o descender caminando hasta el parking.

Ibón superior de Villamuerta
Ruta de los Ibones de Villamuerta
Mapa de La Besurta a los Ibones de Villamuerta

Pirineísta

Montañero aficionado, fotógrafo vocacional y padre de dos niñas que están empezando a descubrir la montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest